Flujo de caja libre: ¿Qué es y Cómo se calcula?

flujo de caja libre

Cualquier inversionista que desee hacer un inteligente y buen negocio tomará en preferencia a aquellas empresas que tengan una gran cantidad en su flujo de caja libre. Pues toda empresa que tiene un buen flujo de efectivo puede pagar sus deudas, recompensar sus acciones y facilitar las operaciones que realiza. Todas estas acciones son de gran importancia para un empresario y por supuesto para una persona que desee invertir en un negocio.

Entonces, si eres inversionista o empresario será mejor que conozcas todos los detalles sobre flujo de caja libre.

¿Qué es el flujo de caja libre?

Una vez que la empresa ya haya dispuesto de la cantidad de dinero que requiere para mantener activas sus operaciones y para ampliar sus activos; ese efectivo que le queda representa el flujo de caja libre. Algunos expertos definen este flujo como la representación de la rentabilidad de una empresa en donde se excluye todos los gastos del estado de resultados y se incluye el gasto que representan los activos, los cambios en el capital del trabajo y los equipos.

¿Cómo se calcula el flujo de caja libre?

Una de las dudas más hechas a economistas o expertos es cómo se debe calcular el flujo de caja libre. Este tipo de flujo se calcula mediante una resta de los gastos de capital al flujo de caja, lo que se traduciría a la suma del beneficio y la amortización, para luego restarle el total de la inversión realizada en activos fijos y las necesidades operativas de fondos.

Ahora bien, si el flujo de caja libre de una empresa es positivo significa que el negocio está produciendo mayor cantidad de efectivo del que necesita la empresa para gestionar sus operaciones y demás gastos, por lo que puede reinvertir para que el negocio crezca. Las razones más comunes por las que una empresa aumenta su flujo de efectivo en positivo son: agotan sus inventarios, extienden sus pagos o ajustan sus políticas de cobros.

Por otra parte, cuando el flujo de caja libre de una empresa es negativo, significa que la empresa no cuenta con la capacidad de generar el efectivo suficiente para resguardar su negocio.

Es importante acotar que los flujos de caja libre pueden variar de un año a otro en una empresa, esto se debe a que en todos los negocios existe la probabilidad de que ocurran gastos inesperados, y algunos de ellos resultan ser costosos, lo que altera el flujo de caja libre. Es por esta situación que los inversionistas se deben fijar en las variaciones de los niveles de flujo de caja de una empresa antes de invertir.

¿Cómo se puede mejorar el flujo de caja libre?

Uno de los consejos principales que dan los expertos para tener un buen flujo de caja libre es mantener en constante revisión los gastos operaciones y optimizar la gestión de pagos. Sumado a estos consejos, existen otros consejos efectivos que pueden ser de mucha ayuda para que mejoren los niveles del flujo de caja libre.

  • Hacer reuniones con los proveedores. Una buena relación entre la empresa y los proveedores es muy importante, ya que con ello se puede lograr negociar descuentos en compras grandes, precios accesibles y buenas condiciones de créditos. Por otro lado, es importante hacer revisión de los inventarios de productos entregados por proveedores, ya que todos estos aspectos repercuten considerablemente en los gastos, y ya sabemos que un mayor gasto o un gasto fuera de lo estimado disminuye el flujo de caja libre.
  • Evaluar muy bien los gastos. En una empresa hay muchísimos gastos, pero cada uno de esos gastos deben ser evaluados muy bien, ya que es posible que se esté pagando una cantidad por algún bien o servicio que resulta ser innecesario para la empresa. Hay gastos que suelen ser pequeños, pero debemos saber que de igual manera si se hacen constantemente pueden repercutir en el flujo de caja libre de manera negativa. Si ha estado observando que el flujo de caja libre ha estado bajando, es importante que observe esos gastos pequeños que sumados pueden estar representado una gran cantidad, también observar detalladamente las facturas; es posible que haya gastos que se pueden eliminar para la próxima vez. Si el flujo de caja está siendo afectado lo mejor es hacer recortes pequeños o significativos.
  • Eficiencia. Si una empresa opera de manera eficiente le estará sumando a su flujo de caja libre de manera indirecta, ya que la reducción del uso de los equipos, de las instalaciones e inclusivo de las horas de trabajo, hacen que el gasto en general baje considerablemente. En la actualidad muchas empresas han optado por el uso de tecnología inteligente en sus instalaciones, lo que le suma considerablemente a la producción de la empresa sin aumentar sus gastos.
  • Ofrecer facilidades de pagos. Normalmente una empresa ofrece dos métodos de pagos: el pago en efectivo y el pago con tarjeta de crédito o débito; en la actualidad existen otros métodos de pago, como algunas aplicaciones o pagos en línea. Agregar más opciones de pago puede generar satisfacción al cliente y beneficiará el flujo de caja libre.

El flujo de caja libre es muy importante para una empresa ¿Por qué?

Para empezar si una empresa cuenta con saldo positivo en su flujo de caja libre tendrá la oportunidad de realizar nuevas adquisiciones, reducir las deudas que tenga, desarrollar nuevos productos o servicios y mejorar considerablemente el valor que tenga para sus accionistas.

En el caso de los inversionistas, estos prefieren muchas veces evaluar la vida financiera y económica de una empresa a través del flujo de caja libre, ya que conocen que es mucho más difícil mantener un flujo de efectivo libre estable que un ingreso neto.

Un punto importante que no se puede dejar de mencionar, es que un flujo de caja libre negativo no significa en su totalidad que la empresa esté mal económicamente; en algunos casos puede significar que la empresa se encuentra haciendo inversiones grandes. Por ello, es importante el análisis de flujo de caja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.