Sujeto Pasivo vs Contribuyente: Guía completa

sujeto pasivo vs contribuyente

En la actualidad existen muchos términos y conceptos que son necesarios entender a la hora de hacer declaraciones de impuestos y demás procesos necesarios para que un negocio esté bien con los reglamentos y las leyes. Entre estos términos tenemos el sujeto pasivo y el contribuyente, dos conceptos que son usualmente confundidos, llegando a pensar que son sinónimos, pero no es así, y a continuación vamos a ver de qué trata cada uno y porque se diferencian.

El sujeto pasivo y contribuyente tienen un importante impacto al momento de presentar los impuestos ante los entes pertinentes, al igual que cuando se fija el precio por los productos que comercializamos y los servicios que ofrecemos. Veamos una guía sencilla y completa de estos dos términos tan importantes para tomar buenas decisiones en nuestro negocio y a la vez tan relacionados entre sí.

El contribuyente y el sujeto pasivo

Es posible que al recibir un correo del departamento de Hacienda o alguna notificación de asuntos fiscales se mencionan el contribuyente y el sujeto pasivo, y como personas naturales no sabemos la diferencia entre ambos términos o si se refieren a la misma persona.

Diferencia entre el contribuyente y el sujeto pasivo

No hay una mejor manera de entender la diferencia del sujeto pasivo y el contribuyente que conociendo el concepto de cada uno.

¿Qué es el sujeto pasivo? Esta no es más que una persona (natural o jurídica) que cuenta con una deuda de pago como obligación tributaria. En palabras más claras, es la persona que para el departamento de Hacienda o el estado está en la obligación de hacer cumplir con los deberes de una empresa, es decir es el individuo responsable.

¿Qué es el contribuyente? Por su parte cuando se habla de el contribuyente se refiere a la persona que paga la deuda tributaria existente.

Un ejemplo claro para entender lo que significa cada uno y poder diferenciarlos es el pago del impuesto del valor agregado (IVA). En este caso el sujeto pasivo es el negocio que presta el servicio o produce un bien, y el contribuyente representa al consumidor final. El contribuyente o consumidor como le hemos llamado, es quién pagará el IVA, pero el departamento de Hacienda no irá tras él ni vigilará si él ha hecho o no el pago. Pero, el departamento de Hacienda si controlará y estará al tanto que el sujeto pasivo o la empresa declare el IVA cobrado a los consumidores.

Ahora bien, vemos conceptos importantes para entender mucho mejor el significado de sujeto pasivo y el contribuyente en los diferentes casos.

Impuestos indirectos

Es probable que por su nombre no se le dé la importancia que tienen los impuestos indirectos, pero el gasto que generan es bastante considerable. Entre estos impuestos entra el IVA, impuesto a la gasolina, impuesto al alcohol, al tabaco, entre otros. Aunque no se deban presentar igual están ahí y son gastos significativos para la empresa.

Autónomos

Como es de saberse, los autónomos cobran el IVA para posteriormente devolverlo al departamento de hacienda en la presentación que se hace cada 3 meses. En cada una de las facturas que se emiten se debe incluir el 21% que le es correspondiente al IVA, esto en la mayoría de los casos. Esto se realiza en el modelo 303 o modelo 390 y en el ejercicio que corresponda para pagar esa devolución, algunos autónomos toman el crédito que da el estado para luego devolverlo.

Los sujetos pasivos del IVA

En el impuesto de valor agregado (IVA) el sujeto pasivo va conjuntamente con diferentes hechos:

  • Cuando se habla de entregas de bienes y prestación de servicios, el sujeto pasivo en condición de empresario o de profesional es quien realiza este tipo de actividades.
  • El impuesto que corresponde a cada operación lo debe declarar el destinatario, el conjunto de supuestos en los que se produce la inversión del sujeto pasivo.
  • Cada uno de las adquisiciones intracomunitarias de los bienes debe realizarlas el sujeto pasivo.
  • De la misma manera, son considerados sujetos pasivos quienes realicen las actividades antes mencionadas, o mejor dicho sujetos pasivos de importaciones.

Es importante acotar que se puedan considerar importadores deben cumplir con los siguientes requisitos que ha indicado la legislación aduanera.

  • Las personas que viajen y conozcan bienes al ingresar en el territorio donde se aplica el impuesto.
  • Aquellos que sean destinatarios de los bienes que han sido importados o que ya sean propietarios de los mismos, por supuesto deben estar a nombre propio en la importación de los mencionados bienes.
  • Los propietarios, adquirentes o arrendatarios de aquellos bienes donde se realizan las determinadas operaciones para importación de bienes.
  • Aquellos propietarios de los bienes en los posibles casos que se han mencionado anteriormente.

El contribuyente y el impuesto de sociedades

Para este caso el sujeto pasivo también es el contribuyente, pues así lo establece el impuesto sobre sociedades. Lo que establece la regla es que las personas jurídicas contribuyen en este impuesto, excluyendo a todas las sociedades civiles que no cuenten con objetivo mercantil. El requisito principal es que el sujeto pasivo resida en el territorio nacional, y se establecen los siguientes criterios: el domicilio que figure sea en el territorio nacional, además de la sede de dirección efectiva también dentro del territorio nacional y la constitución debe estar conforme a las leyes nacionales.

Por estos criterios se derivan ciertos casos en concreto:

  • Los fondos de pensiones o de inversión son dos de los casos que son contribuyentes al impuesto de sociedades a pesar de carecer de personalidad jurídica.
  • Entidades del sector público que sí cuentan con personalidad jurídica no cuentan con la obligación de presentar declaración de los impuestos. Esto está relacionado con el supuesto de la no sujeción.
  • Como adicional hay algunas entidades que sí son sujetos pasivos para el impuesto de sociedades, pero su tributo es del 0%. Aunque eso represente un importante ahorro de sus pagos de cuotas, no quiere decir que no deban cumplir con las obligaciones que indican las leyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *