Tributación por módulos: ¿Qué es y Cómo calcular?

tributacion por modulos autonomos

A la hora de declarar el impuesto sobre la renta de personas físicas (IRPF) se presentan 3 opciones o modalidades que van de acuerdo a su actividad económica. Entre esas modalidades está la estimación objetiva, que también es conocida como la tributación por módulos. En este artículo vamos a conocer el concepto de tributación por módulos y demás detalles que como autónomo o empresa pueden servir de mucho a la hora de declarar los impuestos ante los entes correspondientes.

¿Qué es la tributación por módulos?

La tributación por módulos se considera uno de los puntos con más dudas al momento de hacer el cierre anual en una empresa, ya que en los últimos años ha tenido cambios en sus cálculos y la manera de hacer la facturación por módulos.

Lo que sencillamente significa la tributación por módulos es la declaración que se hace del impuesto de la renta de personas físicas o como se conoce por sus siglas IRPF. Es importante aclarar que muchas personas creen que también existe una tributación por módulos del IVA, esto debido a la coincidencia que hay en las fechas en que se hacen ambas declaraciones.

La tributación por módulos es también conocida como la estimación objetiva, y forma parte de las 3 opciones que se puede escoger al momento de dirigirse a realizar la declaración del impuesto de renta para personas físicas. Además de la estimación objetiva, las otras dos opciones que la acompañan son la estimación directa simplificada y la estimación directa normal.

La diferencia que existe entre la tributación por módulos o estimación objetiva del resto de las opciones para declarar, es que esta principalmente lo que hace es calcular la cantidad que debe pagar una empresa de impuesto de la renta para personas físicas, determinando además la cantidad que se deberá pagar cada mes. La estimulación objetiva es una de las opciones más usadas por los autónomos a la hora de pagar impuestos, sobre todo desde el segundo año, ya que como es de esperarse en el primer año de una empresa son más los gastos que las ganancias lo que se obtiene, para compensar será mejor elegir la tributación por módulos.

Inicialmente la tributación por módulos ha sido creada para aquellos negocios o empresas donde hacer una declaración detallada de todas y cada una de las operaciones que llevan a cabo se torna imposible. Los tipos de rubros donde se presentan estos tipos de problemas y deben recurrir a la tributación por módulos son las empresas de hostelería, las peluquerías, taxistas y demás rubros similares. Si deseas saber si tu negocio es parte de los rubros que se pueden acoger a la tributación por módulos, el departamento de Hacienda cuenta con una lista de las actividades que pueden usar el sistema de tributación por módulos o la estimación objetiva.

Requisitos para tributar por módulos y cómo debes hacerlo correctamente. 

Antes que nada, es importante saber que una estimación que sea directa solo puede ser aplicada en autónomos o empresas que tengan rendimientos mayores a los 600.000 euros en el año. Y por otra parte, si el rendimiento es menor a dicha cifra la estimación que se debe aplicar es la estimación directa simplificada. A continuación, veamos los requisitos que se deben tener en cuenta al momento de tributar por módulos.

  • El valor total de las compras que se han realizado en el año anterior no puede superar los 250.000 euros.
  • Los ingresos obtenidos el año anterior tampoco deben superar la cantidad de 250.000 euros. Si se realizan facturas a empresas y demás autónomos el límite debe ser 125.000 euros.
  • Por ningún motivo se debe haber renunciado o estar fuera del régimen simplificado del IVA.
  • No debe estar entre tus actividades desarrolladas otra que tribute dentro de la estimación directa.

Es importante acotar que la tributación por módulos va actualizándose con el pasar de los años, por lo que siempre debemos estar atentos a las novedades que presenten los entes encargados. Por ahora y a la fecha el límite de la tributación de módulos se mantiene en 250.000 euros, aunque se ha dado a conocer que el departamento de Hacienda tiene intenciones de endurecer todo lo que implica el sistema de tributación por módulos. Algunos expertos en el tema han indicado que se puede excluir a los autónomos de las facturas de las empresas para la tributación por módulos.

Aprende a calcular la tributación por módulos.

Como lo indicamos en un anterior párrafo de este artículo, cuando se hace tributación por módulos significa que se pagará la misma cantidad todos los trimestres correspondientes del impuesto de la renta para personas físicas (IRPF), sin importar el resultado que obtengas cada uno de esos trimestres en tus actividades, así haya más pérdidas que ganancias.

Ahora bien, te estarás preguntando ¿Qué porcentaje de IRPF se aplica al negocio que tienes? Y ¿Cómo hay que calcular la tributación por módulos en cada uno de los casos? Hay que entender que existen varias maneras: la primera se realiza multiplicando el número de unidades que se hayan usado en cada módulo por los importes que se han establecido en cada uno de ellos. La segunda manera es multiplicando todos los ingresos totales por el índice de rendimiento que nos corresponda.

En este punto es importante acotar que cuando hablamos de índice de rendimiento debemos saber que éste estará siendo determinado por una variedad de factores. A continuación, veremos esos factores que suelen ser determinantes en este cálculo: estacionalidad, cantidad de empleados, consumo energético, tamaño del establecimiento y longitud del mostrador.

Por medio de presentar el modelo 131 y pagos fraccionados es que se realiza la tributación por módulos. El tiempo para realizar está declaración es cada tres meses, y se establece que debe ser durante los primeros 20 días de los meses: abril, julio y octubre, que como hemos indicado coincide con la declaración del IVA, pero no debe confundirse con la misma. Además, se ha establecido que para el cuarto trimestre se puede hacer la declaración hasta el 30 de enero del año posterior.

Aunque generalmente el porcentaje pagado es de 4%, este se puede reducir a 3% y 2% dependiendo de la situación en la que se encuentre el negocio del autónomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *